Rayuela – julio Cortázar

Imagen Partiré comentando que termine la lectura de Rayuela al tercer intento. La primera vez fue nefasta porque cerré el libro alrededor de la pagina 50 prometiéndome jamás volver a tomarlo, la segunda vez fue para acompañar en la lectura a quien en ese tiempo fue mi pareja, que debía leerlo para la universidad y si bien no comencé a leerlo del comienzo detuve la lectura casi al fin del primer capitulo odiando la incapacidad de los personajes de ser cuerdos. Y la tercera vez fue la vencida, de partida tuve otra disposición para cogerlo y leerlo y también fue un ejercicio personal ya que aun no logro sacar de mi cabeza a aquella persona con la que estuve en el tiempo de la segunda lectura y le sigo añorando.

RECOMENDACIÓN: Para leer Rayuela se recomienda leerla con humor y no con la solemnidad con que se suele leer una obra literaria ya sea por el absurdo con el que nos vamos a encontrar en este viaje, y también para tratar de entender la propuesta artística, estética, y de pensamiento que propone Cortazar.

La obra se divide originalmente en Tres partes y presenta Dos formas de lectura, la primera en su forma tradicional y culmina en el capitulo 56 y la segunda forma de lectura es siguiendo un orden en el cual el libro se comienza leyendo desde el capitulo 73 y finaliza en el capitulo 131.

Rayuela en su forma de lectura llana relata la relación que establecen Oliveira y Lucía “La Maga” idilio un poco caótico debido a las personalidades tan dispares. Oliveira es un intelectual, insensible e indolente y La Maga es algo tonta e inocente, pero como el mismo Oliveira reconoce “Ella si sabe navegar en los ríos metafísicos” a pesar que a lo largo de la primera parte de la obra este siente desprecio por La Maga por considerarla ignorante y tonta. También seremos parte de las sesiones del “Club de la Serpiente” donde Oliveira y La Maga comparten junto a Etienne, Ronald, Babs, Gregorovius mágicas sesiones de Jazz y conversaciones sobre Metafísica, Arte y Filosofía. Poco a poco somos testigos de la fragilidad de la relación entre los personajes y del triste final de Rocamadour, hijo de La Maga, del fin del idilio y del fin del club de la Serpiente.

La segunda parte de la novela se titula “Del Lado de acá” y relata la estadía de Oliveira en buenos Aires y de amistad que lo Une a Traveler y con el tiempo también a Talita (pareja de Traveler) los juegos, las visiones y del cambio de trabajo desde el circo al manicomio, sitio donde culmina la obra con el tremendo final con que se acaba, pero eso mejor queda para quienes aguanten las cuatrocientas y tantas paginas que componen la forma de lectura clásica.

En general la obra esta llena de momentos memorables, el París lluvioso, Berthe Trepat y sus primeras audiciones, el momento en que comprende porque la maga estaba con el, etc…  En lo personal me derrumbo el capitulo 32 y no pude evitar derramar unas lagrimas mientras venia de regreso a casa leyendo arriba de la micro.

Para valientes… y si logran cogerle el ritmo se van a deslumbrar como lo hizo este humilde lector.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s